Que paso en 1977 en españa

Que paso en 1977 en españa

1977 en español

La literatura especializada en la democratización ha presentado generalmente el caso español como el modelo de un acuerdo político dirigido por las élites. Este enfoque constituye la base de la interpretación más extendida de la transición española a la democracia como una obra de ingeniería política de arriba abajo. Sin embargo, estos estudios no prestan suficiente atención a la capacidad de acción de la sociedad civil y de los “viejos” y “nuevos” movimientos sociales. De hecho, aunque no cabe duda de que la democracia llegó a España mediante una transición negociada, no hay que olvidar que los pactos entre las élites estuvieron influidos, como se demuestra aquí, por la incesante presión social entre actores colectivos muy organizados, entre ellos el Partido Comunista. Este trabajo muestra que las protestas de esta organización y de otros actores colectivos en las provincias más subdesarrolladas socioeconómicamente de España, la mayoría de las cuales han sido ignoradas por los estudios más influyentes sobre la transición, fueron de vital importancia en el camino negociado hacia la democracia. Como tal, investiga la relación entre el malestar social y el cambio político a través del estudio de provincias que, a priori, se consideraban social y políticamente inactivas. Este análisis de la movilización popular en provincias pobres y políticamente marginadas permite profundizar en la comprensión teórica y empírica de las dinámicas desde abajo, que fueron fundamentales en el proceso de transición en España.

España en 1993

La Constitución española de 1978 restableció[1][4] una monarquía constitucional como forma de gobierno para España tras el fin del régimen franquista y la restauración de la democracia por Adolfo Suárez en 1975. La Constitución de 1978 afirmó el papel del Rey de España como personificación viva y encarnación del Estado español y símbolo de la unidad y permanencia perdurable de España, además de ser investido como “árbitro y moderador” de las instituciones del Estado español[2][5] Constitucionalmente, el rey es el jefe del Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas españolas. [2] [5] La Constitución codifica el uso de los estilos y el titulario real, las Prerrogativas Reales, la sucesión hereditaria a la corona, las indemnizaciones y la contingencia de la regencia-tutela en casos de minoría de edad o incapacidad del monarca. [Según la Constitución, el monarca también tiene la función de promover las relaciones con las “naciones de su comunidad histórica”[2][5] El Rey de España es el presidente de la Organización de Estados Iberoamericanos, que supuestamente representa a más de 700.000.000 de personas de veinticuatro naciones miembros de todo el mundo[6][7].

Las últimas elecciones españolas

España es un país con profundas raíces históricas en Europa. Su identidad e idiosincrasia única se han forjado gracias a diversos fenómenos, como el descubrimiento de las Américas y su posición neutral durante las dos guerras mundiales. Pero al mismo tiempo, existen fuertes paralelismos entre la historia española y la de otros países europeos; aunque nunca renunció a su diversidad, España surgió como un estado unificado en una etapa muy temprana y desempeñó un papel crucial en algunos de los episodios más brillantes de la historia europea moderna.

España años 70

30/11/2015Resumen : El próximo 20 de diciembre, los españoles están llamados a votar. Cuatro años antes, casi al día, estas mismas páginas ofrecían algunas “reflexiones sobre la victoria electoral del Partido Popular (PP)”, tras las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011[1]. Sí parece oportuno, por tanto, hacer un balance, recordando el contexto y la evolución de los últimos cuatro años en algunos ámbitos especialmente importantes (economía, corrupción, sistema de partidos y situación en Cataluña), tratando así de ofrecer al lector una cierta perspectiva de algunas cuestiones que pueden condicionar las próximas elecciones.
En 2011 decíamos que la victoria del Partido Popular podía interpretarse como “una respuesta a un contexto económico desastroso”: un paro del 21,28% (es decir, 4.998.300 desempleados, con sólo 18.484.500 trabajadores en activo), y un elevado déficit público (9,4% en 2010, con una previsión del 6% para 2011) que a su vez provocaba un elevado endeudamiento público. Esta última, tras años de contracción, finalmente se elevó por encima del 60% (60,1%, con una previsión de casi el 68% a finales de 2011) [2].

Manuela Toribio

Bienvenido a mi blog, soy Manuela Toribio y escribo sobre diversos temas de actualidad.

Entrada siguiente

Osasuna copa del rey

Sáb Jul 31 , 2021
Osasuna copa del reyContenidosOsasuna copa del reyBarcelona final copa del reyFinal de la copa del rey 2007Wikipedia2008 copa del rey final Barcelona final copa del […]